Fundamentos de fe

 

Cumpliendo Destino es un ministerio que enfatiza en gran manera la sana doctrina. Vea los fundamentos de su enseñanza:

 

Divinidad:
Creemos en un solo Dios Verdadero, Jn. 17:3.
Creemos en el Padre, en su hijo Jesús y en el Espíritu Santo, Mt.28:19.

Salvación:
Creemos que a causa del pecado, el hombre está separado de Dios, Rom. 3:23, pero Dios está deseando restaurar esta relación y ha provisto la solución, Jn.3:16.
Jesucristo es el único y suficiente Salvador, 1 Tim. 2:5; quien murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó al tercer día, 1 Cor. 15:3,4. Cualquiera que en él cree tiene vida eterna y no está más en condenación, Jn. 5:24, Rom. 8:1,2.

La Biblia:
Creemos que la Biblia está inspirada por Dios, 2 Tim.3:16, y es nuestra guía para saber su voluntad, conocer los principios del Reino, etc… Es de inspiración diaria para el creyente por medio de la cual es edificada su fe.

Capacitación sobrenatural del creyente por medio del Espíritu Santo:
El Espíritu Santo es una persona muy cercana a nosotros. Es Dios mismo con todos sus atributos, Jn.14:16, y está dentro de nosotros; nos da testimonio a nuestro espíritu, Rom.8:16; podemos tener comunión con él, 2 Cor.13:14; nos guía a toda verdad, Jn.14:26 y reparte dones a los hombres capacitándolos en lo sobrenatural, 1 Cor.12:11.

Responsabilidad como creyentes:
Creemos que el creyente tiene la responsabilidad de vivir, establecer y compartir el Evangelio del Reino, Mr. 16:16-17. Tiene el deber de compatir con otros acerca del amor de Dios y de la salvación por medio de Jesucristo. El creyente debe ser discipulado y debe discipular a otros. Es la responsabilidad del creyente de usar la influencia que Dios le haya dado involucrándose de alguna manera en la restauraciión social con el fin de establecer el Reino de Dios en esta tierra, Mat.6:10.

 

Creemos que el creyente tiene el deber de ser representante de Jesús moviéndose en el ámbito sobrenatural, Jn.20:21; debe de manifestar el Reino de Dios en la tierra, su voluntad, autoridad, poder, principios, etc…. Mt. 6:10. Para ello, Dios le capacita con dones ministeriales, Ef. 4:11-15, Rom.12, 1 Cor. 12, con el fin de llevar a cabo esta obra, con dones espirituales, 1 Cor. 12, para poder aplicar lo sobrenatural en la vida natural.

 

Creemos que el creyente puede hacer que se haga la voluntad de Dios en la tierra como ocurre en el cielo (Mat. 6:10), por medio de la manifestación de Su Reino, con el fin de restaurar a individuos y naciones, de acuerdo al propósito de Dios, Mt. 28:19,20.